El amor de la resurrección | Estudio Bíblico Mateo 28

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

¡No hay nada que me emocione más que imaginar el infinito amor de la resurrección! Aprendamos juntas en este estudio Bíblico acerca del milagro más grande de la historia ¡La resurrección de Jesús! En este estudio iremos por pasos, viendo las diferentes etapas maravillosas de Su resurrección.

Lee el estudio Bíblico sobre las promesas que se cumplieron en la cruz

«Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro. Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella.» Mateo 28:1-2 RVR60

1. Vinieron María Magdalena y la otra María

Empecemos viendo que dos mujeres son las primeras en llegar a la tumba de nuestro Señor, Dios ha dejado en nosotras ser detallistas. Ellas iban a terminar de preparar el cuerpo de Jesús, ya que fue interrumpido por el día de reposo. 

2. Hubo un gran terremoto

Solo Mateo nos dice que hubo un gran terremoto. La tierra tembló tanto en la pasión de Cristo como en Su resurrección. Primero para demostrar que no podía soportar su sufrimiento, ahora, para mostrar que no podía impedir su resurrección.

«Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.» Mateo 28:5-6 RVR60

3. Yo sé que buscáis a Jesús, no está aquí, ha resucitado

Para entender mejor el amor de la resurrección debemos recordar otras historias de la Biblia. Varios personajes habían resucitado anteriormente, como el hijo de la viuda en los días de Elías y Lázaro. Ellos resucitaron de la muerte ¡Pero ninguno resucitó para siempre! Jesús aún sigue resucitado. Un detalle importante es lo que dice el ángel «Como dijo» él les quiere recordar que ellas debían esperar esto, porque es justamente lo que había prometido.

«E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos, he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.» Mateo 28:7-10

4. Id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos

¿Quiénes fueron los primeros misioneros? ¡Dos mujeres que amaban a Jesús! Ellas fueron las primeras mensajeras en anunciar las Buenas Nuevas. Jesús las honró por su valentía, ya que ellas se identificaron con Él públicamente.

«No primero a ellos que eran las cabezas de la Iglesia, por así decirlo, sino primero a mujeres humildes, se apareció el Señor, y los mismos apóstoles tuvieron que ir a la escuela de María Magdalena y la otra María para aprender esa gran verdad: ‘El Señor ciertamente ha resucitado’» Spurgeon.

5. Va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis

¿Puedes ver el amor de la resurrección? Es inevitable para mi emocionarme al leer estos pasajes tan hermosos. El ángel les aseguró a las dos Marías que verían a Jesús resucitado de los muertos. Jesús no sólo había resucitado, Él también lo hizo para continuar una relación real con sus discípulos.

6. Y mientras iban a dar las Buenas Nuevas, Jesús les salió al encuentro

La palabra con que Jesús las saludó (¡Salve!) representa el saludo normal en griego, es casi como un ¡Hola! Imagínate estar en su posición ¿Qué más podrían hacer esas dos mujeres? Saltar de alegría y gozo al ver a su Señor resucitado, tal como lo prometió.

7. Y ellas acercándose, abrazaron sus pies y le adoraron

¡Ellas se sintieron obligadas a adorarle! Una hora antes ellas pensaban que todo estaba perdido, porque creían que Jesús estaba muerto; ahora sabían que todo estaba ganado porque Jesús estaba vivo. Jesús recibió la adoración de estas mujeres, porque las amaba y porque le agrada nuestra adoración genuina.

8. Id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán

¡Mis hermanos! No tienes idea de la emoción que causa en mi corazón el leer esto ¿Sabes por qué? Esa fue la primera vez que Jesús les dijo «Hermanos» a Sus discípulos, con este nombre encantador. Una muestra de que ahora somos adoptados como hijos de Dios ¡Gloria a Dios!

¿Por qué es tan importante la resurrección de Jesús en nuestra vida?

B. La gran comisión

«Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.» Mateo 28:18-20

1. Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra

Seguimos aprendiendo del amor de la resurrección, parte de ello es la Gran Comisión que Jesús hace antes de su ascenso al cielo. Esta comisión es dada a la luz de la autoridad que Jesús tiene, significa que no es una sugerencia, es una orden. Es como cuando un general le recuerda a un soldado su rango antes de darle una orden. También nos da a conocer que es igual al Padre, afirmó Su divinidad.

«El poder en manos de algunas personas es peligroso, pero el poder en las manos de Cristo es bendecido. ¡Oh, dejen que tenga todo el poder! Dejen que haga lo que quiera con él, porque no puede desear nada sino lo que es correcto, justo, verdadero y bueno». Spurgeon

2. Por tanto id

¡Estamos por tanto obligadas a ir! Es Su autoridad la que nos envía, la que nos guía, la que nos fortalece. Jesús dijo “Id” a unos discípulos muy imperfectos, veamos quiénes irían: Pedro, el impulsivo y obstinado. Juan, quien algunas veces desea llamar fuego del cielo para destruir a los hombres. Felipe, con quien el Señor ha estado tanto tiempo, y sin embargo no lo ha conocido. Tomás, quien tuvo que poner su dedo en las marcas de los clavos, si no, no le creería.

Sin embargo Jesús les dice: «Vayan ustedes, toda potestad me es dada, por tanto, id.» Jesús sabe que somos imperfectos y aún así nos dice que somos buenas para Su propósito. Esto es porque no hay poder en nosotras, el poder está en Él, por eso ¡Vayan!

3. Haced discípulos a todas las naciones

¡Importante notar! Jesús dijo haced discípulos, no solo convertirlos o hacerlos seguidores de alguna causa. Discípulo es sinónimo de aprendiz o estudiante. Los discípulos no se crean espontáneamente en la conversión, son el producto de un proceso que involucra a otros creyentes. 

¡A todas las naciones! Aquí estamos incluidas tu y yo, me emociona tanto saber que Jesús vino a hacernos parte de Su pueblo, somos adoptadas gracias a Él. La salvación ahora no tiene distinción.

Estas son algunas de las excusas por las que no se hacen misiones

4. Bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

Jesús nos recuerda la divina trinidad. Dios en tres Personas es la base esencial del discipulado. Al mismo tiempo el sustantivo singular nombre, no nombres, enfatiza la unidad de las tres Personas. Ahora nosotros somos bautizados, haciendo distinción entre el pueblo Judío que es circuncidado.

5. Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado

Jesús nos ordena enseñar sus mandamientos y ponerlos en práctica. Cuando Jesús dice «todas las cosas que os he mandado» se refiere a que los seguidores de Jesús somos responsables de presentar todo el consejo de Dios a aquellos que son hechos discípulos.

6. Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo

Qué mejor forma de terminar nuestro estudio sobre el amor de la resurrección que con esta hermosa promesa. Jesús nos envió a una misión pero no nos envió solas. Tener la promesa de Su presencia es más que suficiente para guiarnos y fortalecernos. Su presencia significa protección, paz y poder, entonces ¿Por qué nos preocupamos?

Sigue a Soy Joven Cristiana en redes sociales para leer devocionales diarios.

Autora Becky Jeronimo - Soy Joven Cristiana

Autora: Becky Jerónimo

Apasionada por Jesús, a Su servicio hasta que todos le conozcan. Fundadora de Soy Joven Cristiana. Desde Guatemala busca contribuir a redimir el diseño de Dios para las mujeres jóvenes.

Deja una respuesta