BlogDevocionales

Los 7 hábitos de las jóvenes cristianas

hábitos de las jóvenes cristianas - Soy Joven Cristiana

Cuando hablamos de hábitos se refiere a acciones que tomamos por costumbre, es una acción que se realiza tantas veces que se vuelve algo normal y con repetición en la vida. Por eso en Soy Joven Cristiana te contamos cuáles deben ser los 7 hábitos o costumbres de las jóvenes cristianas. Algunos pueden parecer obvios, sin embargo la vida cada vez se vuelve más ocupada por lo tanto no podemos dejar que esas actividades nos alejen de nuestras rutinas espirituales.

1. Estudiar la Biblia

El primero de los 7 hábitos que todas las jóvenes cristianas deben practicar es este. Personalmente me encanta todo lo que dice el Salmo 1 pero para este hábito aplica muy bien lo que dice el 1:2 «Sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella». Si necesitas guianza en tu vida siempre la Biblia será la mejor opción. Está llena de sabiduría y consejos que te llenarán de paz y te ayudarán en cualquier ámbito de tu vida.

2. Oración

Qué importante es depender del Señor. Cuando oras estás demostrando la dependencia que tienes en Él y se agrada de eso. Orar nos acerca más a Dios y nutre nuestra relación con Él, una vida sin oración es una vida sin Él. Dios debe ser tu mejor amigo ¿Cómo se logra una amistad? Teniendo comunicación constante.

¿Te cuesta orar? Aquí tenemos algunos consejos que seguramente te servirán.

3. Recordar nuestra identidad

¡Uno de los hábitos de las jóvenes cristianas más importante! Con los dos primeros hábitos logramos entender nuestro propósito en la vida, entender porqué y para qué estamos en esta tierra. La Biblia nos ofrece información especial acerca de nuestra feminidad y nuestro rol. Gracias a ella no necesitamos ver un programa de TV, leer una revista o buscar en Google para identificar nuestro propósito. Una joven cristiana cree completamente todo lo que dice la Biblia acerca de su feminidad e identidad, abraza estas verdades, las cree y vive conforme a ellas.

¿Sabes quién eres para Dios? Haz click aquí abajo para averiguarlo.

4. Pensar siempre en la verdad

Tal como dice Filipenses 4:8 «consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio». Es importante que nuestros pensamientos estén siempre enfocados en cosas buenas. Cuando nuestra mente y corazón se enfoca en las cosas que son dignas de alabanza o admiración (Se refiere a Dios) es cuando nuestra boca también hablará de esas maravillas y nuestro actuar será conforme a las buenas cosas de Dios.

Es ahí donde los chismes, hablar mal de alguien, la negatividad, las quejas, etc. Empiezan a desaparecer de nuestras vidas y comienza a fluir agradecimiento en nuestras bocas.

5. Practicar la misericordia

La misericordia es inclinarse a sentir compasión por los necesitados y ayudarlos. La Biblia nos exhorta a ser misericordiosos y practicar la compasión, tal como dice 1 Timoteo 4:8 «pues aunque el ejercicio físico trae algún provecho, la piedad es útil para todo, ya que incluye una promesa no solo para la vida presente, sino también para la venidera».

Ama a tu prójimo, ayúdale en lo que te sea posible y siempre trátalo como tu quisieras ser tratado.

Tal vez te preguntes ¿Cómo amar a mi prójimo si me ha dañado? Este post es para ti, haz click abajo.

6. Santidad

En medio de la oscuridad Dios nos ha mandado a ser luz. En medio de un mundo lleno de corrupción es necesario que salga a brillar esa joven que ha nacido de nuevo gracias al Señor. Debemos tomar de ejemplo lo que dice 1 Pedro 1:15 «Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó;». Trata de poner en práctica todos los frutos del espíritu y verás cómo Dios transforma tu vida.

7. El servicio

Es indispensable el servicio en la vida de cualquier cristiano. Bien dicen que uno no se salva por obras, pero la fe sin obras es en vano. Que no se te olvide que Dios nos llamó a servir no solo a quienes conocemos sino también a los que no. Mostrar amor al prójimo es uno de los mandamientos de Jesús, cuando lo haces no solo agradas a Dios sino que también llenas tu corazón de paz y gratitud.

Ideas de cómo servir haciendo click abajo.

CONCLUSIÓN

Toda práctica requiere persistencia, así se convierten en hábitos, y estos en particular trascenderán en el tiempo ayudándonos a perfeccionar nuestro carácter cristiano ¡No te des por vencida! Esfuérzate y sé valiente, siempre recordando que al final todo se trata de Jesús, y el propósito de cultivar estos hábitos es ser conforme al corazón de Cristo. Ser cristiano es un estilo de vida.

8 comentarios en “Los 7 hábitos de las jóvenes cristianas

  1. Hola bendiciones… acabo de descubrir este hermoso trabajo con contenidos maravillosos… felicito a los creadores de tan buen material… mil bendiciones! 💖💕

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *