¿Cómo debe vivir una hija de Dios?

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En algún momento de mi vida cristiana me he preguntado ¿Cómo debe vivir una hija de Dios? A veces es difícil encontrar la manera de agradar a nuestro Padre con nuestras acciones. Pero meditando sobre mi pregunta entendí que llevar una vida en Dios conlleva a seguir el ejemplo que Cristo nos enseñó el tiempo que estuvo en la tierra, imitando su actuar para ser a Su semejanza.

Te invito a seguir leyendo para que conozcas como dice la Biblia que debemos de vivir las hijas de Dios.

Vivir en fe

Cuantas veces no hemos escuchado ¡Ten fe en Dios! Déjame decirte que esa frase tiene mucho poder en nuestras vidas. Al ser hija de Dios debes de vivir teniendo fe en Él y en sus propósitos para tu vida.

La fe es un regalo que Dios te dio para ayudarte a creer en las divinas acciones que tiene preparadas para ti y para los tuyos. Debes de vivir con fe, tu vida está en sus manos, las cosas que pasan a tu alrededor no son casualidad Dios ya las tenía en mente.

La fe es una parte importante de la armadura espiritual ya que es el escudo que te ayuda a desviar las acechanzas del enemigo (Efesios 6:16). Y a confiar en que Dios es el único que te protege, te cuida, y ve por ti para que tú vivas plenamente tu vida espiritual, y sin temor a lo que pueda pasar ¿Cómo debe vivir una hija de Dios? Confiando que nuestro Padre que está en los cielos tiene todo bajo control.

Conoce quién eres según la Biblia haciendo click abajo

Amar y perdonar

Dios te pide que vivas en amor, así como Él, amándonos los unos a los otros perdonando nuestras ofensas (1 Juan 4:8). Tú amor para los demás deber ser incondicional en TODO MOMENTO, inclusive la palabra de Dios nos enseña a amar a nuestros enemigos. Perdonando a aquellas personas que nos hirieron, incluso cuando esperábamos más de esa persona y resultó ser todo lo contrario.

El amor es aceptar a las personas tal y como son porque Dios sabe que no eres perfecto y perdona por tus errores. Tu al saber esto sabes que tu prójimo tampoco es perfecto y debes de seguir el ejemplo de Dios para perdonarle.

1 Corintios 13:4-8 nos dice “El amor es paciente, es bondadoso, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no es arrogante, no se porta indecorosamente, no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido, el amor no se regocija de la injusticia sino que se alegra con la verdad, el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”

¿No sabes qué hacer con aquellos que te hirieron? Haz click abajo para leer al respecto.

Andar con sabiduría

Vivir como Dios nos dicta, conlleva dejar de ser la persona que eras antes, para convertirte en una persona nueva y a medida que vayas creciendo en el camino de Cristo, tu sabiduría irá creciendo, esta te ayudará a tener diligencia en tus actos (Efesios 5:15).

La sabiduría es un don espiritual que Dios ha depositado en ti, pero que todos los días la debes de practicar para trabajar en ciertos aspectos de tu vida que te alejan de Él.

Teniendo sabiduría podrás mejorar aspectos en tu conducta, aprovecharás más tu tiempo, le darás más importancia a las cosas de Dios, dedicaras más tiempo a tu vida espiritual, dejarás de vivir como los necios que no practican de la palabra de Dios, serás más agradecida por las cosas que te regala y serás más obediente a la voz de nuestro Padre. Entonces ¿Cómo debe vivir una hija de Dios? Caminando con sabiduría.

Estos son los 7 hábitos que debes desarrollar como hija de Dios

Andar en la luz

Al caminar de la mano de Cristo él nos ayuda a ser luz, a estar alejadas de las tinieblas (Efesios 5:8). Continuamente debes luchar contra las tentaciones que el enemigo te pone en tu andar, como la pereza, los chismes, la gula, las mentiras, la envidia, la avaricia, embriagarte, adulterar, etc.

Desde que decides ser hija de Dios te conviertes en luz y comienzas a vivir confiada en Él, dejando de tener temor de las acechanzas del maligno porque Cristo cuida de ti. Debes de hablar con Él en tus oraciones, platicarle tu día a día, aun cuando Él ya sabe tu vida, sin duda le encanta escucharte.

Medita en las cosas que pasan en tu día a día para que de esta manera puedas reflexionar en las cosas que te gustaría que Dios cambie de tu vida. Así como lo hace el alfarero con la greda, sigue estos pasos y deja que el Espíritu Santo te guíe hasta que seas esa mujer que Cristo quiere que seas.

Consejos para orar con fluidez haciendo click abajo

Sigue a Soy Joven Cristiana en redes sociales para leer devocionales diarios.

Autora Wendy Cantu - Soy Joven Cristiana

Autora: Wendy Cantu

Hija de Dios, enamorada de su familia y de la vida en Cristo. Feliz de ser seguidora y amadora de Jesucristo. Mexicana residiendo en Colorado, con mucho sueños puestos en las manos del Creador.

Deja una respuesta